Reseña Histórica


La existencia del Control Fiscal en Colombia se remonta al año de 1821, cuando en el artículo 180 de la Constitución se estableció la vigilancia de la gestión fiscal administrativa. Luego en 1856, la Asamblea Constituyente del Estado Soberano de Antioquia, mediante la Ley del 8 de noviembre creó la Contaduría Municipal.

En 1873, aparece el primer código fiscal y en 1888 se estableció en Antioquia, por Decreto 136 del 7 de mayo, la Oficina Municipal de Cuentas.

La Ordenanza 29 de 1921 de abril 26, creó el Tribunal de Cuentas, para sustituir la Oficina Municipal de Cuentas. Dicho tribunal contó inicialmente con: Un contador Municipal y cuatro auxiliares, todos ellos con sus respectivos ayudantes; un secretario, un oficial mayor y un portero.

La MISIÓN KEMMERER en 1923, realizó una serie de propuestas que llevaron a la creación de la Ley 42 del mismo año, donde se creó la Contraloría Municipal de la República. Dicha Ley fue un modelo de Código Fiscal, tanto por su elaboración formal, como por su contenido, pues en sus 15 capítulos desarrolló lo referente al Departamento de Contralorías; competencia del Contralor, sus facultades y deberes; investigaciones, auditores seccionales, recibos de fondos públicos y desembolsos, restricciones sobre la celebración de contratos, finanzas, sanciones, y en Municipal lineamientos para el control del gasto público.

Las recomendaciones de la misión Kemmerer, dieron origen a las Contralorías Departamentales. La Ordenanza 27 de abril 28 de 1932, creó la Contraloría Departamental de Antioquia con tres secciones: Control, Contabilidad y Estadísticas. La conformaron en ese entonces un Contralor Departamental y dos Auditores que eran nombrados por la Asamblea Departamental para periodos de dos años, desde el 1 de octubre de 1932.

En 1945, se dio origen constitucional a la Contraloría, otorgándole funciones según los artículos 59 y 60 de la Carta Magna.

En el Municipio de Bello, la Contraloría  fue creada por el Acuerdo 08 del 9 de junio de 1960, siendo el primer contralor el Doctor José Abel Jiménez, quien se posesionó el 23 de febrero de 1961.

Tres meses más tarde,  fue suprimida por el Acuerdo 26 de mayo 6 del mismo año, expedido por el Honorable Concejo Municipal.

Nuevamente  fue creada el 2 de diciembre de 1968, mediante Acuerdo 04, y reasumió como Contralor el Doctor José Abel Jiménez, quien en esta oportunidad despachó entre el 16 de diciembre de 1969 y el 21 de diciembre de 1970.

A partir de la nueva Constitución Política de Colombia, Título X, Capítulo 1, artículo 267, se estableció que en adelante el control se ejercerá en forma posterior y selectiva, incluyendo el ejercicio de un control financiero, de gestión y resultados y de valoración de   los  costos ambientales.

Desde la Constitución Política de 1991, las Contralorías dejan  el control previo y perceptivo, expresado en el examen numérico legal  que hacían los Entes de Control, a un control posterior y selectivo, basado en los principios de eficiencia, eficacia, economía y valoración de   los  costos ambientales.

Es a partir de la Norma Constitucional que la  función del control fiscal, su  razón de ser y su esencia, quedó definida a partir de cinco principios básicos allí consagrados, que obligan a la necesidad que para los Entes de Control se establezca una normatividad propia, diferente a la que rige la rama ejecutiva del poder público. Este reconocimiento institucional, equivale a la mayoría de edad para las Contralorías, abriéndoles toda una serie de posibilidades administrativas y de gestión y la aplicación de postulados modernos de administración.

Con la Ley 610 de 2000  se  modificó  el Proceso de Responsabilidad Fiscal,  el cual se adelanta cuando se encuentre establecida la existencia de un daño patrimonial al Municipio de Bello o a sus Entes, e indicios serios sobre los posibles autores del mismo. El Artículo 40 de la misma Ley, determina y establece la responsabilidad de los servidores públicos y de los particulares, cuando en el ejercicio de la gestión fiscal o con ocasión de ésta, causen daño patrimonial al Municipio o a sus Entes Autónomos o Descentralizados, para  lograr el resarcimiento del detrimento.

En febrero del año 2004, el Ente de control adoptó, mediante la resolución Nº 047, la vigilancia de la gestión fiscal del Municipio de Bello y sus entidades descentralizadas,  incluyendo los particulares que administren o manejen bienes o fondos públicos, el proceso de Auditoría gubernamental con enfoque integral, basado en un proceso sistemático, que mide y evalúa con base en las Normas de Auditoría Gubernamental, aplicando de manera simultánea los sistemas de control fiscal, con el fin de determinar el cumplimiento de la economía, eficiencia, eficacia, equidad y valoración de costos ambientales en el manejo de los recursos públicos.

Con el propósito de elevar los niveles de eficiencia del proceso auditor, así como su cobertura y calidad en los resultados, la entidad en la misma resolución, adoptó cinco modalidades de auditoría: Auditoría Gubernamental con Enfoque Integral Regular, Auditoría Gubernamental con Enfoque Integral Abreviada, Auditoría Gubernamental con Enfoque Integral Especial, Auditoría Gubernamental con Enfoque Integral de Seguimiento, y  Auditoría Gubernamental con Enfoque Integral a la cuenta rendida.

La entidad adoptó, además, instrumentos de medición que describieran, unificaran y facilitara los criterios y procedimientos mínimos de las evaluaciones; estandarizó metodologías ágiles, y eficientes para conceptuar sobre la calidad, nivel de  desarrollo, eficiencia y eficacia en el cumplimiento de los objetivos tales como: Sistema de Control Interno, análisis del componente ambiental, sistema de evaluación fiscal, financiero y contable, evaluación de la gestión y resultados, cuantificación del beneficio del control fiscal, examen de la cuenta, y  selectividad.

Mediante el Decreto ordinario Nº 088 de febrero 4 de 2002, se ajustó la estructura administrativa y la planta de personal de la Contraloría de 42 cargos a 25 funcionarios; debido a los nuevos parámetros establecidos (en el  ajuste fiscal) por la Ley 617 de 2000, que cambió la base de liquidación del presupuesto de los entes de control.

En cumplimiento del artículo 272 de la Constitución Política de 1991, se hicieron todas las acciones necesarias para lograr la Autonomía Financiera; lo cual se logró, a partir de agosto de 2003, mediante la implementación del Sistema de Tesorería y de Contabilidad,  que permitió administrar  las Transferencias  del Municipio y las cuotas de Fiscalización de las Empresas Sociales del  Estado.

Mediante el Acuerdo 017 de julio 30 de 2004 se reestructuró y diseñó el enfoque administrativo y funcional de la Contraloría Municipal de Bello, con unas características y principios propios de un sistema dinámico, abierto de la organización moderna, con el objetivo de cumplir con la misión institucional y objetivos estratégicos y, fundamentalmente, para asegurar la supervivencia y crecimiento en un entorno exigente y cambiante, a través de los subsistemas de dirección, técnico: ( AUDITORIAS FISCALES), apoyo  y  adaptación.

El año 2005 fue un año clave para el control fiscal  del Municipio de Bello; aceptamos el desafío de la  certificación conforme a la Norma ISO 9001/2000. Este proceso nos puso en clara evidencia  que el compromiso con la calidad es multidimensional.

Fue así que el 23 de noviembre de 2005, después de un arduo trabajo, la Contraloría Municipal de Bello obtuvo la certificación ISO 9001:2000, otorgada por la empresa europea SGS Colombia, (Société Générale de Surveillance). Esta certificación  tiene un alcance que cubre desde la Vigilancia del Control Fiscal  y  Participación Ciudadana, hasta los procesos de apoyo, así: Auditoría Gubernamental con Enfoque Integral, Participación Ciudadana, Responsabilidad Fiscal y Jurisdicción Coactiva, Planeación Corporativa, Proceso Administrativo Sancionatorio, Gestión Financiera, Gestión Documental, Gestión Talento Humano, Gestión Compras, Evaluación Corporativa, Evaluación del Sistema de Control Interno, Auditorías Internas de Calidad y Mejora Continua.

Con esta certificación la entidad de control se impulsa y motiva para  buscar, cada día, el Mejoramiento Continuo.

En el 2007 la Contraloría Municipal logró la certificación en la norma técnica de calidad  en la gestión pública NTC GP 1000:2005, con la empresa SGS de Colombia.

En el periodo 2008-2011 se logra  una renovación y modernización de la plataforma tecnológica, la compra de aplicativo para la seguridad informática y, el rediseño y mejoramiento de la página Web. Se logró además tener programas mensuales en televisión local, “El Control Fiscal se ve”  en el cual se mantiene informado a la comunidad sobre la gestión de la Contraloría.

En el año 2012 se expidió el Acuerdo 08 de febrero 26 de 2012, por medio del cual se moderniza la estructura orgánica y por medio de la Resolución 029 de marzo 02 del mismo año, se adopta el manual de funciones requisitos y competencias de los servidores públicos de la Contraloría Municipal de Bello. Además, la infraestructura de la entidad fue mejorada y modernizada, en aras de prestar un servicio más efectivo.

En el año 2013 se lleva a cabo una reestructuración administrativa, esto con el propósito de fortalecer la planta de empleos de carrera administrativa y suprimir dos plazas de empleo cuya naturaleza era libre nombramiento y remoción. Dicha reforma se aprobó mediante Acuerdo 017 del 01 de noviembre de 2013, la planta de empleos quedo conformada por 21 plazas de las cuales 1 es de período fijo (Contralora), 10 de libre nombramiento y remoción y 9 de carrera administrativa.

En el año 2017 se lleva a cabo un rediseño institucional de la planta de cargos existente, con el propósito de redistribuir funciones y cargas de trabajo, optimizar el talento humano y los recursos tecnológicos y sobre todo fortalecer los procesos de Auditoría Integrada y Participación Ciudadana que son los pilares fundamentales para el cumplimiento de la misión constitucional asignada a las contralorías. Dicho rediseño institucional se aprobó mediante Acuerdo Municipal 003 del 30 de enero de 2017, donde la planta de cargos queda conformada por 21 plazas de las cuales 1 es de periodo fijo (Contralor (a), 7 de libre nombramiento y remoción y 13 de carrera administrativa.